¿Azúcar o edulcorantes?

Todos conocemos hoy en día el gran poder que ejercen los edulcorantes en la alimentación, pues su uso se ha diversificado por todo occidente principalmente, siendo un ingrediente ideal para endulzar postres, bebidas y cafés, y además no aportan calorías ¡qué bien!, por lo que gracias a ello muchísmos consumidores han cambiado el sabroso azúcar por esta sustancia blanca y dulzona que según afirman muchas industrias es apto para diabéticos. Pero, ¿realmente son buenos para nosotros? ¿suponen un importante aporte nutritivo?.

Los edulcorantes producen un efecto hipoglucemiante en el organismo.
El abuso de azúcar refinada resulta tóxico para el organismo.

Bien, en primer lugar vamos a desmentir que los edulcorantes se diferencian del azúcar, porque la única diferencia es el aporte calórico, el resto sigue siendo el mismo veneno blanco que ensucia nuestra sangre y estresa nuestro páncreas. El azúcar refinada que es la que se comercializa por casi todo el mundo, es la conocida sacarosa, que debido a los procesos de refinado ha perdido el poquísimo valor nutritivo que tenía, lo que la convierte en una sustancia adictiva y peligrosa si se abusa de su consumo, pues estimula enormemente la producción de insulina elevando los niveles de glucosa rápidamente. Debido a estos inconvenientes, las industrias pensaron en fabricar varias sustancias que fuesen mucho más dulces que el azúcar pero que no fuesen tan nocivas para el organismo. De esta manera surgieron los edulcorantes, con un poder endulzante mayor que el del azúcar y con la ventaja de que no aportan calorías ni elevan los niveles de glucosa. La incógnita de los edulcorantes reside en su efecto en el organismo cuando se ingieren, pues al producir un sabor dulce, nuestro cerebro que es muy listo, interpreta que estamos ingiriendo azúcar normal, aunque no lo sea, estimulando como consecuencia el páncreas de manera indirecta a producir insulina. Al no haber ingesta de azúcar,  la insulina en su defecto ataca a la glucosa circulante, produciendo hipoglucemias, así, el que los consume al poco tiempo vuelve a tener apetito, pero siempre de dulces. Por otro lado, habremos leído innumerables veces que muchos de los edulcorantes existentes, en dosis altas, favorecen la aparición de células tumorales, como es el caso del aspartamo, y aun así se sigue comercializando.

Dicho esto, no os animamos a que toméis azúcar en vez de edulcorantes, pues no recomendamos ninguna de las dos opciones, cada uno debe decidir por sí mismo. Existen métodos más saludables para endulzar las bebidas o postres si algunos no pueden resistirse, como puede ser la miel de calidad y ecológica claro ésta, canela o stevia natural, que la podéis cultivar en casa por un simple coste aproximado de 20 céntimos. Si nos paramos a pensarlo sale incluso más económico que los edulcorantes y el azúcar, además ganaremos en salud.

Para aquéllos que quieran seguir utilizando edulcorante, os aconsejamos a que moderéis su consumo, al igual que el del azúcar.

Para los más interesados, os dejamos un link interesantísimo en el que se hablan sobre estos temas. Pincha aquí

10 comentarios en “¿Azúcar o edulcorantes?

  1. Pues no sé en qué te basas para decir eso, mis abuelos y yo siempre tomamos edulcorantes con el café y la leche y no nos ha pasado nunca nada y además tomamos 3 cafés por lo menos y refrescos también, a mi me han dicho que es más sano que el azúcar.

    • A tu respuesta podemos decirte que hay cientos de estudios al respecto, puedes visualizar el vídeo que dejo en la descripción de abajo del artículo, el riesgo de daño al organismo de los edulcorantes puede sufrirse si se consumen grandes cantidades. Pero básicamente se trata de entender el efecto que supone para tu organismo, sobre todo para personas que padecen diabetes o fallo pancreático. En cuanto al azúcar si hablamos de la refinada no sabría decirte qué es peor, si eso o los edulcorantes, pero podemos asegurarte que nunca será más saludable que una miel ecológica o un poco de stevia natural y de calidad. De todos modos querido lector gracias por el comentario, y no olvides que la práctica de tomarte un café con leche o tomarte un refresco puede ser igual de perjudicial a la larga tanto o más que los edulcorantes. Debemos evitar los excesos.

  2. Hola, yo estoy de acuerdo con el con la persona que comentaba lo anterior. Llevo desde los 16 años más o menos (ahora tengo 28)sustituyendo todo tipo de azucares por edulcorantes y no he notado ningún efecto perjudicial. Pero es cierto que todo lo que cuentas tiene toda la lógica del mundo. Mi pregunta es, si yo empece a tomar estos alimentos sobre todo para no engordar,¿por qué puedo sustituir los edulcorantes y que hagan al menos la misma función de no provocar un aumento de peso? Si utilizo la miel, es muy calórica.

    • Hola Deissy86, el problema de los edulcorantes es que al no aportar calorías la gente suele sobrepasar su consumo, echando edulcorante hasta en el agua. Los edulcorantes son muy dulces y producen una leve hipoglucemia en el organismo si se toman con el estómago vacío, obligando a tu organismo a sentir la necesidad de volver a consumir alimento o el edulcorante a los pocos minutos u horas, como es el caso de los refrescos light. Lo que a la larga provoca que engordes no que adelgaces. Además las bebidas y alimentos edulcorados curiosamente son tremendamente adictivos. Como consejo, cada vez que comas algo sea lo que sea, prueba, siente y piensa en como te sienta ese alimento y la sensación que te produce.

    • Se me olvidaba decirte que como sustituto puedes utilizar steviósido, que es el edulcorante de la stevia, te recomiendo que la cultives tú, porque el que suelen vender a no ser que lo compres en algún herbolario o tienda ecológica, suele ser de mala calidad y apenas lleva steviósido.
      También puedes usar canela o cuando te apetezca algo dulce, sino es muy tarde come una fruta.

  3. Las cafeteras estas nuevas de monodosis hacen unos cafés bastante exquisitos, además con varios sabores para elegir, no hace falta siquiera echar edulcorante o azúcar. Muchos es que se toman el café nada más que por el edulcorante y la cafeína. Es un vicio como otro cualquiera y poco saludable.

  4. Pues que quieres que te diga, yo si no me tomo mi cafe no soy persona, algo bueno tendrá porque yo me siento despierto cuando me lo tomo, sino el dia se hace muy pesado.

    • Hola Robert. De bueno tiene poco y más el café que venden hoy en día, la cafeína es un estimulante del sistema nervioso como la teína del té y la teobromina del chocolate, pero apenas tiene significado si hablamos de valor nutritivo. En realidad no te aporta nada, pero gracias a su efecto estimulante, te sientes como si hubieras desayunado.

  5. Joder tío otra vez con las mismas historias, que cada uno coma lo que quiera, ya estamos hartos de oír que lo que comemos hoy en día es malo para la salud. Aunque me muera a los 50 compadre, al menos disfrutando, no lo olvidéis.

Deja un comentario