¿Carne o pescado?

Ya que nuestro último artículo de la semana pasada, hablamos sobre el consumo de proteína animal, hoy queremos diferenciar claramente entre 2 de los alimentos que más proteina animal contienen y más consumidos son: la carne y el pescado. Como dice el título, para los que no quieran privarse de consumir alimentos de origen animal (tampoco es que sea la solución a todos los problemas relacionados con la alimentación, pues lamentablemente, seguimos expuestos a una gran cantidad de aditivos químicos, pesticidas, contaminación y malos hábitos), hoy hemos dejado caer la pregunta de si es mejor la carne o el pescado. Algunos se lo preguntarán a menudo y la verdad es que es un tema que genera gran controversia dentro del mundo de la nutrición, tanto general como deportiva. Hoy desde Gama Natural os vamos a exponer las principales diferencias entre uno y otro, y antes de entrar en explicaciones os dejamos claro, que desde nuestro punto de vista, no queremos ninguno de los 2, así de claro compañeros, y os vamos a dar varias razones.

Nutricionalmente, la carne y el pescado aportan gran cantidad de proteinas, grasas, vitaminas y minerales, constituyen la base alimenticia  de muchas dietas y están ampliamente incluidas en la famosa dieta mediterránea que tanto preconizan muchos médicos y nutricionistas, pero claro, imaginamos que harán referencia a la dieta mediterránea de verdad. Pues bien, para que saquéis conclusiones, os exponemos en primer lugar las peculiaridades de cada uno.

Pescado

Ventajas

  • Gran contenido en ácidos grasos esenciales poliinsaturados Omega 3 y 6, esenciales para el buen mantenimiento del cerebro, sistema nervioso y corazón entre otros.
  • Gran contenido en proteinas.
  • Bajo contenido en hidratos de carbono, prácticamente nulo.
  • Gran contenido en vitaminas A y D. Sobre todo el aceite de pescado.
  • Mayor contenido en minerales, sobre todo si los comemos con espina. Destacan el fósforo, calcio, magnesio, sodio, hierro y cloro.
  • Menos contenido en colesterol que las carnes grasas.
  • Aumentan los niveles de colesterol HDL.

Desventajas

  • Contienen pequeñas cantidades de metales pesados (plomo, mercurio, cadmio, etc.) debido a la indutrialización y la gran cantidad de residuos que se arrojan a las aguas, este problema es más notable en pescados grandes como el atún y el tiburón.
  • Pérdida de nutrientes importantes si se someten a procesos de congelación.
  • Pérdida de calidad y sabor cuando no son frescos o han sido recogidos en piscifactorias.
  • Riesgo de infección por anisakis si se come crudo o en salazón, para evitar este problema es necesario congelar el pescado antes de consumirlo.
  • Si se fríe, sus cadenas de ácidos grasos saludables pasan a ser ácidos grasos no saludables.

Diferecnias entre la carne y el pescado

Carne

Ventajas

  • Gran contenido en proteinas, sobre todo colágeno, con gran poder de asimilación.
  • Bajo contenido en hidratos de carbono, prácticamente nulo, como en el pescado.
  • Gran contenido en vitaminas del grupo B (niacina, riboflavina, tiamina, inositol, piridoxina, etc)
  • Es el alimento con más contenido en vitamina B12, esta vitamina es esencial para la formación de glóbulos rojos, ayuda a prevenir la anemia perniciosa. Destacan las carnes rojas, vísceras y los higadillos.
  • Contiene minerales importantes, destacan el hierro, el sodio, el potasio, el cromo y el zinc.

Desventajas

  • Aumentan los niveles de colesterol LDL.
  • Aumentan el riesgo de enfermedades cardiovasculares.
  • Gran contenido en grasas saturadas.
  • Contienen cantidades importantes de nitritos y aditivos, que dificultan la absorción de algunos nutrientes, sobre todo las envasadas.
  • Riesgo de acumulación de sustancias cancerígenas como las nitrosaminas cuando se someten a procesos de cocción.
  • Contienen cantidades importantes de hormonas y antibióticos, debido al precario y estresante trato que reciben los animales antes de sacrificarlos.
  • Requieren gran cantidad de ácidos estomacales para ser digeridas, por lo que en estómagos perezosos, puede provocar la intrusión de bacterias y sustancias nocivas.

Además de lo expuesto, podemos encontrar muchas más, hemos detallado las más importantes. En resumen, si afrontamos la realidad, predominan más las desventajas, porque aunque en realidad sean alimentos bastante nutritivos, hay que reconocer que la industria y la inmensa mano de obra que los manipula, echa a perder la mayoría de sus propiedades, haciéndolos más perjudiciales y nocivos para nuestra salud. Para los deportistas, si se ven en la situación de elegir, es preferible el pescado. El pescado es más energético por contener más triglicéridos de cadena media y un aporte extraordinario de grasas saludables que beneficiarán la salud cardiovascular. Para entrenamientos más largos y prolongados es más eficaz el pescado, pero si el entrenamiento va a ser más corto e intenso, lo ideal sería apostar por la carne, nos dará mas fuerza explosiva, además su contenido en creatina es mayor y estimula la producción de testosterona.

En conclusión compañeros, si podemos evitar estos alimentos en la medida de lo posible, mucho mejor, no es imprescindible evitarlos, pero sí reducir su consumo. Los beneficios de cambiar sus propiedades por las de alimentos vegetales como legumbres y frutos secos, irán más en consonancia con nuestro organismo. De todos modos, para los amantes de la carne, apostad por carnes de buena calidad, que procedan de animales criados al aire libre y que no sean envasadas. Para los amantes del pescado, apostad por pescado fresco y que no sean muy grandes, evitad los enlatados y los congelados, que no os engañen los pescaderos que muchos de ellos nos la meten doblada y nos venden humo.

 

Deja un comentario