Como mantener la piel hidratada

La mayoría de las personas amantes de la belleza, fetichistas, obsesionados con el culto al cuerpo e incluso consumidores normales de cosméticos, tienen la creencia de que la piel se hidrata desde fuera y no desde dentro. Esta creencia es totalmente falsa, porque el mito de que la piel absorbe nutrientes desde fuera es falso y vamos a explicar por qué.

En primer lugar, la piel es un órgano que recubre todo nuestro cuerpo, el más grande de todos sin duda, compuesto por millones de células, y a su vez por microorganismos y bacterias que viven en ella durante toda nuestra vida, renovándose continuamente y luchando para que el equilibrio no se rompa, tarea difícil en los tiempos que corren debido a la gran amenaza de la contaminación, el estres y otra serie de factores que ni siquiera sabemos a ciencia cierta. Pero muchos de estos factores pueden evitarse, pues gran parte del cuidado de nuestra piel depende de nosotros. La piel está formada por 3 capas, epidermis que es la más superficial, la dermis, una capa más interna y la hipodermis que constituye la capa inferior. Estas tres capas cumplen funciones muy importantes y están compuestas de glándulas, grasa, vasos sanguíneos, folículos pilosos y músculos muy pequeñitos que otorgan elasticidad a nuestra piel y se encargan de que el vello crezca hacia arriba.

El uso de cremas y champús estropea el manto hidrolipídico de nuestra piel
El uso de geles y champús puede dañar nuestra piel

Como siempre pasa, debido a la gran industrialización, se ofrecen al mercado una enorme cantidad de productos que prometen hacer milagros sobre la piel: hidratación durante todo el día, elasticidad y brillo, retiran las células muertas, otorgan suavidad y frescura…. Pero todas estas características que la mayoría se cumplen en un 10 por ciento, son todas tácticas agresivas de venta para intentar engañarnos y ofrecernos algo que raramente pueda hacernos bien, sino todo lo contrario, puede que la hidratación y suavidad que teníamos antes de echarnos la crema o el gel, se esfume cuando nos echemos ese producto, de tal manera, da la sensación de que al día siguiente notas la piel más seca y te vuelves a echar, asi uno y otro día hasta que se acabe y vuelvas al supermercado para conseguir otro, pensando que tu piel gracias a la cremita o al gel está hidratada y firme. Queridos lectores, la piel se hidrata de manera endógena, es decir, desde dentro, con una alimentación rica en vitaminas, antioxidantes y minerales. El ciclo de la vida nos afecta a todos y llega un momento que por mucha alimentación y mucha cremita que nos echemos será imposible tapar y disimular las arrugas. Los jóvenes aunque no lo parezca, suelen usar más este tipo de productos que las personas de edad avanzada, y muchos pueden llegar a utilizar hasta 3 cremas al día, contando también el champú y el gel que utilizan para ducharse, lo que en resumidas cuentas podría decirse que cada 2 o 3 horas usan un cosmético, algunos más y otros menos, pero hoy en dia quién no usa un cosmético, ya sea en la ducha o fuera de ella.

Lo más grave y no nos paramos a pensarlo, es que estos productos están cargados de agentes químicos, de los cuáles muchos de ellos son bastante agresivos para la piel, y sí, está claro que por echarte una cremita un par de veces en semana no pasa nada, pero es que mucha gente practica esta rutina 3 veces al día, o sea, la exposición es mucho mayor. Entre estos agentes dañinos podemos encontrar el propileno, ácido glicólico, parabenes, sulfatos, formaldehído, derivados del petróleo, aluminio, etc. Una inmensidad de ellos, pues actualmente tanto en alimentación como en agentes ajenos a ella, estamos expuestos a unas 3500 sustancias de dudosa seguridad, que nos añaden tanto en la comida como en los cosméticos. Todas estas sustancias dañan y debilitan la piel, estropeando progresivamente nuestro manto hidrolípidico y haciéndonos más vulnerables al enrojecimiento, picaduras, pérdida de brillo, piel resecada, manchas, dermatitis, psoriasis, ezcemas, etc, un sin fin de consecuencias que pueden derivar en un cáncer de piel si se usan descontroladamente. Y luego claro, a llorar a la virgen. Debemos concienciarnos de lo que nos echamos en la piel, pues la mayoría son productos innecesarios, que no nos hacen falta, si los usamos en exceso, podemos estropear la secreción de sudor dañando las glándulas sudoríparas, podemos reducir la resistencia innata de nuestra piel a la radiación del sol, podemos aumentar la permeabilidad de las membranas de la piel, favoreciendo la entrada de bacterias y gérmenes o incluso la muerte de neuronas, pues muchas sustancias quimicas que ingerimos son absorbidas por el cerebro. Si quieres cuidar tu manto hidrolipídico, procura tomar suficiente sol, incluir ácidos grasos esenciales en tu dieta y beber suficiente agua. Si deseas que tus arrugas desaparezcan o disimularlas un poco, adopta un estilo de vida más vegetariano dónde las verduras y las frutas sean tu base alimenticia, y deja a un lado la carne, los fritos y los refrescos, de esta forma meterás en tu organismo antioxidantes de alto nivel que neutralizarán los radicales libres y rejuvenecerán tus células. Si quieres que no te salgan manchas en la piel, deja de ponerte 3 horas en la playa tomando el sol y procura tomar carotenos y vitamina A, y eso sí, no te eches cremas que lo que hacen es que esas manchas se hagan más grandes. En general, si lo que quieres es mantener una piel jóven y tersa, te recordamos que hoy en día no existen milagros, que como mucho puedes disimularlo por unas horas, pero al fin y al cabo lo que debería importar es la salud, no la imagen social que vean de nosotros. Dónde quedan los famosos culos de los pepinos, o el aceite de oliva virgen, rosa mosqueta, esto al menos es natural y sabemos que son eficaces. El alcohol y el tabaco deben suprimirse por completo, no hace falta decirlo. El estres aunque no hablamos de él, juega un papel fundamental, pues las emociones influyen mucho en nuestro organismo. Es complicado llevar una vida tranquila y llena de alegrías, pero la alimentación podemos cambiarla, y además tenemos el poder de decidir si echarnos una crema, un gel, champú o cápsulas para el pelo. Alejáros de las recomendaciones de farmacéuticos y médicos que tan sólo nos quieren vender la moto y recetar cosas que no saben ni el efecto que van a tener sobre nosotros, pensad por vosotros mismos.

Por desgracia, para aquéllos que les guste usar cremas, existen en el mercado muchas de gama ecológica y natural, libres de parabenes, son menos asequibles que las que suelen vender en supermercado, pero no olvidéis que ganaréis en salud.

En Gama Natural podéis encontrar si estáis interesados cosméticos de gama ecológica.

5 comentarios en “Como mantener la piel hidratada

  1. No te has leído el artículo por lo que se ve, dice que puede pasar si abusas, y hay gente que si que es verdad que se pasa echándose cremas y desodorantes de esos. Hay personas que son muy sensibles.

  2. Yo estaba muy obsesionada con las cremas y todo tipo de cosmético. Era incapaz de estar un día sin utilizarlos. Por no hablar de la ducha, jabones y champús con miles de olores increibles que te llevan al paraiso y que te dejan un aroma mmm :D…hasta que hace poco leí un artículo parecido a este en el que se exponian los riesgos si abusabas de estos productos.
    Mas o menos hará dos meses que me conciencie y empece a reducir el uso de jabones y cremas, y he de decir que la sequedad de mi piel ha mejorado drásticamente. La mejor forma de saber si son tonterias o no es probarlo uno mismo, y despues hablamos.
    Genial altículo.

  3. Podéis usar cremas ecológicas que esten libres de químicos. Pero vamos, hay que volver a los remedios naturales, es cierto. Cascara de pepino, aceite de oliva de toda la vida o baños termales.

Deja un comentario