Conoce las propiedades medicinales del jengibre

Muchas veces ingerimos alimentos sin estar completamente claros de las propiedades que aporta a nuestro organismo, es decir, conocemos los beneficios de los más comunes, pero desconocemos otros y precisamente por esa ignorancia no los volvemos complementos habituales de nuestras comidas.

Por ejemplo, hasta un niño puede decir que la leche alimenta los huesos, que los huevos tienen proteínas, o que los vegetales son nutritivos, pero  hay personas que recurren a multivitamínicos porque no saben que hay alimentos más eficaces incluso que estos suplementos, si no los conoces, mira cuáles son en Nutrición Sin Más.

Por eso, hemos hecho un listado de los mayores beneficios medicinales del jengibre y seguramente cuando los conozcas, vas a querer incluirlo más frecuentemente en tu alimentación. A continuación, puedes ver a cuáles beneficios nos referimos:

Propiedades del jengibre

-El jengibre es muy versátil: hay que decir esto porque dependiendo de su preparación y consumo, van a ser los beneficios que te brinde. Por ejemplo, puedes ingerir el jengibre en infusiones, usarlo para sazonar tus comidas, machacarlo y beberlo diluido en agua, cocinarlo, masticarlo, preparar salsas con él, en fin, puedes dar rienda suelta a tu creatividad con el jengibre y lo más probable es que no te decepcione.

-Previene las enfermedades cardiovasculares: esto ocurre porque mejora el flujo sanguíneo. De esta manera se disminuyen las probabilidades de que las personas padezcan problemas de circulación como várices, calambres, ataques al corazón, hipertensión, la sensación de entumecimiento en las extremidades, etc.

El jengibre tiene propiedades anticoagulantes y antinflamatorias, en ello radica su eficacia en la prevención de enfermedades cardiovasculares. Para poder sacarle el mayor provecho, puedes preparar la siguiente infusión: una taza de agua y una cucharada de jengibre rayado, pon a hervir ambos ingredientes juntos y tómala una vez al día a temperatura natural.

-Colabora en el proceso de digestión: el jengibre es un aliado de la buena digestión, su consumo puede disminuir las náuseas, la sensación de estómago revuelto, los cólicos e hinchazón del vientre por gases.

Para evitar dolencias relacionadas a la digestión luego de comer, una buena idea es que el plato contenga jengibre o mastiques una pequeña porción antes de la comida. Hay dos elementos presentes en el jengibre llamados Gingerol y Shogaol, los cuales -según los científicos- son los encargados de estimular los jugos digestivos, desde la saliva hasta los que se encuentran en el estómago.

Otro proceso que se ve beneficiado por el consumo de jengibre es el que realizan los riñones. Las personas que sufren de cálculos han visto mejoría al consumir infusiones de jengibre. Si tienes otro tipo de problemas con los riñones como infecciones urinarias, puedes probar estos remedios caseros de Nutrición Sin Más, y si no mejoran, es necesario consultar al médico.

-Analgésico natural: esta raíz también es excelente para tratar los dolores intensos de muelas o de dientes. La manera de usarlo es creando una pasta con polvo de jengibre y un poco de agua, luego aplicarla directamente sobre los dientes afectados. La sensación puede ser un poco incómoda, pero el remedio funciona.

También la ingesta del jengibre ayuda a volver el aliento más fresco al combatir la halitosis. Esto por ser un astringente y antiséptico natural. Por esa misma razón también puede ser usado en forma de jarabe para aclarar la garganta y las vías respiratorias en caso de que haya flema o problemas de congestión como sinusitis por sus propiedades expectorantes.

Es importante recalcar que estas propiedades medicinales del jengibre no son las únicas, la lista podría alargarse mucho más, sin embargo, estas son algunas de las más importantes y que hay han sido confirmadas científicamente.

Además, ni el jengibre, ni ningún otro remedio casero sustituye la visita al médico especialista, sobre todo si se trata de una enfermedad o lesión que avanza en el tiempo en vez de mejorar con el uso de paleativos naturales. Asimismo, no podemos dejar de mencionar que el jengibre también tiene sus efectos secundarios que para muchas personas podrían ser peligrosos.

Por ejemplo, el jengibre incide sobre la temperatura corporal, aumentándola, por lo que no se requiere suministrar en casos de fiebre, también, puede causar irritación tanto en el estómago como en la piel, por lo que se recomienda un uso moderado y consultar con un especialista en caso de notar alguna reacción negativa.

Artículo escrito por nuestra colaboradora Edith Gómez de nutricionsinmas.com

 

David Gama Natural (67 Posts)


Deja un comentario