Cuidado con la carne

Desde hace siglos hasta la actualidad, hemos consumido carne enormemente en muchos países e incluso la hemos constituido como base de la alimentación, por su gran fama, su sabor junto a otros alimentos y porque aporta gran cantidad de proteínas. La carne además contiene buenas cantidades de vitaminas del grupo B y minerales como el hierro. Muchos consumidores que ignoran las consecuencias que puede traer el consumo excesivo de carne, incluyen grandes cantidades de ésta en su dieta diaria, pensando muchas veces que es el único alimento que tiene proteínas de componente completo o porque si no la comen pueden sufrir ataques de anemia en el futuro, y lo más grave, es que esta idea se esta inculcando de manera desproporcionada en niños y personas de avanzada edad. Podríamos escribir y explicar durante horas las consecuencias de su consumo, pero desde Gama Natural, matizaremos los detalles más importantes y ponerlos al alcance de vosotros, aunque tan sólo hace falta darse una vuelta por internet y descubriremos tambíen artículos de fantásticos bloggers que cuentan las posibles consecuencias del consumo de carne.

Dicho esto, en primer lugar, es necesario afirmar que la carne es un alimento muy rico en proteínas, el rey por excelencia junto con el pescado, 100 gramos de carne están compuestos de un 30 por ciento de proteínas y con sólo comernos un filete de pollo de 120 gramos o 2 huevos, cubrimos las necesidades diarias de proteínas. Pero claro, es cierto que nuestra dieta según la OMS y la FAO debería estar cubierta como mínimo con un 15 por ciento de proteínas respecto al total de nutrientes ingeridos durante el día, y muchos consumidores toman más del triple, en gran parte por el consumo de proteína animal como huevos, carne, lácteos y pescado. Como ejemplo, muchas personas, sobre todo deportistas, podrían realizar una dieta de la siguiente manera:

El consumo de carne puede tener graves consecuencias sobre el organismo
El consumo de carne en exceso es perjudicial.

Para desayunar, un batido de claras de huevo, para almorzar, queso fresco, para comer arroz con pollo, para merendar una lata de atún y de cena pescado con un yogurcito de postre. (Nos centramos principalmente en la proteína)

Como contrapartida nosotros ponemos: Para desayunar 3 piezas de fruta, para almorzar un puñado de frutos secos, para comer legumbres con arroz, para merendar una ración de verdura y para cenar una ensalada de vegetales verdes con un buen chorrito de aceite de oliva virgen acompañada de una ración de champiñones. Cubrimos las necesidades de proteinas y cuidamos nuestro organismo.

Muchos seguro piensan que la primera dieta es lo ideal para estar supercachas, pero lamentablemente, el consumo elevado de proteínas no está relacionado con un incremento de masa muscular. Con ese tipo de dieta, lo que conseguiremos es cargar al hígado y a los riñones de trabajo. Un deportista necesita tomar proteínas en su dieta pero sin llegar al punto anterior. Además recordamos que no sólo la carne, los huevos, los lácteos y el pescado tienen proteínas. Las verduras también contienen proteína, las legumbres, los cereales integrales o por ejemplo las setas son alimentos que también llevan buenas cantidades de proteína, de tipo vegetal, y mucho más saludable que las de un alimento de origen animal. Sin ir más lejos la dieta mediterránea, pero la de verdad, propone consumir carne no más de 3 veces en semana.

La carne sobre todo la que viene envasada, debemos evitarla todo lo que podamos, pues está cargada de nitritos, que en contacto con las proteínas pueden convertirse en nitrosaminas, que resultan cancerígenas para el ser humano, incluyen también conservantes y sulfitos que en personas sensibles pueden agravar el asma, producir dolores de cabeza e incluso dermatitis. Como detalle, dejamos claro que las hamburguesas de nuestro querido Mcdonalds, Burguer King o hamburguesería de barrio, incluido bares, son todas envasadas. No por comernos una hamburguesa en un restaurante vamos a estar exentos de ingerir estos aditivos, a no ser que la carne la pongan fresca como en hoteles de prestigio o restaurantes con renombre, dónde puede salirte el chuletón por un pico.

El consumo de carne está relacionado con enfermedades cardiovasculares como la arterioesclerosis, la proteína animal endurece las arterias y vasos sanguíneos al igual que los músculos, haciendo que estén más contraídos, evitando la relajación. Puede hacernos sentir más violentos. El consumo elevado de carne aumenta la ácidez interna del organismo, no es compatible con el resto de grupos de alimentos, a excepción de las verduras, es bastante indigesta, pudiendo demorar la digestión completa de sus proteínas hasta 7 y 8 horas. Es astringente, pues apenas tiene fibra y es perjudicial en casos de gota y artritis. Éstas son algunas de sus consecuencias, hay muchas más.

Para terminar deciros a aquéllos y aquéllas que practican deporte y toman proteína animal o que los fines de semana esperan ansiosos su hamburguesa ridícula y sabrosa del Mcdonalds con queso y bañada en ketchup y mostaza, que mejoren sus hábitos y procuren evitar esa costumbre, no se trata de vivir con miedo, también disfrutar es muy saludable, pero recordad que el exceso es lo que lleva al problema.

5 comentarios en “Cuidado con la carne

  1. Me parece un artículo muy acertado, sobre todo al tratar el tema de las “ridículas hamburguesas “. El problema es q nos ofrecen su consumo como la clave de la felicidad (sin ir más lejos, cocacola tenía un eslogan que si no decía esto directamnte, nos lo sugería a gritos). Yo no soy de atiborrarme a nada, pero sí como de todo un poco, y creo q lla clave está siempre en ingerir productos naturales. (No hay carne como la del pueblo :D)
    Un saludo!

    • Hola Susana, no solamente eso, sino que también ofrecen regalos si compras el Mcmenú o happy meal, etc. De esa manera potencian el consumo de comida basura en niños, además ofreciéndolas a precios insuperables. Llega un sábado y cuando en un restaurante de clase alta te ponen una cena con solomillo (que no quiere decir que porque sea un restaurante la carne es buena) y demás por 40 o 50 euros en un Mcdonalds o Burguer King por 5 euros has cenado. ¿Podemos comer carne? Nosotros diríamos que si claro, pero con moderación, eso sí, este tipo de alimentos deberíamos evitarlos en la medida de lo posible.

  2. lo cierto es que yo me pregunto poruqe razón no sale la verdad de todas estas comidas a la luz, porque en los supermercados venden la carne y el pescado como churros, son necesarios en nuestra dieta, pero si tantos aditivos les echan y no son tan aceptables porque las industrias, la comunicación y los gobiernos permiten esto. Yo hasta que no vea evidencias claras pienso comer lo que me de la gana. Un colega del gimnasio se mete de todo y come la mayor mierda que puedas imaginar, se harta de carne y batidos de proteínas, y el se siente como un toro.

Deja un comentario