El chocolate: Cuento o realidad.

¿Cuántas veces habremos oído hablar sobre las maravillosas propiedades del chocolate, sus beneficios, sus virtudes y que es recomendable comerlo todos los días porque reduce la presión arterial?.

Pues bien, sin extendernos mucho en la historia del chocolate, podemos decir que el chocolate es un alimento que tiene cientos de años, pues desde épocas antiguas se viene consumiendo, antes del nacimiento de Cristo. Debido a su sabor amargo no fue muy bien recibido en Europa, pero poco a poco gracias a su aporte energético y la elaboración de muchos derivados del chocolate fue cobrando fama hasta alcanzar lo que hoy vemos en la actualidad, ser uno de los ingredientes claves en muchos artículos de alimentación, desde el famoso Cola-cao hasta los batidos de proteínas. El chocolate surge de la combinación de la pasta de cacao con la manteca de cacao y con azúcar de añadido, las proporciones deben ser equilibradas para mantener la pureza del chocolate, pero muchas industrias utilizan técnicas poco conservadoras, por lo que destruyen muchos nutrientes. El chocolate es un alimento muy energético, rico en hidratos de carbono y grasas, contiene minerales y aminoácidos que estimulan las funciones cerebrales relacionadas con el ánimo y el bienestar. No se puede negar que el chocolate tiene beneficios para el ser humano, pero cuando nos adentramos más profundamente en sus propiedades tenemos que diferenciar de si es el chocolate que se descubrió hace siglos o si es el chocolate que encontramos en el supermercado. Francamente hablando, el chocolate de hoy en día dista muchísimo del chocolate puro y de calidad que se comercializaba en antaño. Aunque debemos afirmar, que existen muchas tiendas que se dedican a la venta de un buen chocolate.

Vamos a explicar brevemente los beneficios del chocolate y desenmascarar las consecuencias que tiene su consumo, porque por mucho que pensemos que el chocolate es un alimento fantástico y rico, tenemos que saber que estamos comiendo de verdad.

El chocolate actual es muy energético y poco saludable
El chocolate contiene muchas calorías

Entre las propiedades beneficiosas del chocolate destacamos que es un alimento energético, que contiene buenas cantidades de calcio y magnesio, es rico en polifenoles, tiene función reguladora sobre la presión arterial, mejora los estados de ánimo, por su contenido en teobromina y aminoácidos como el triptófano, y su contenido en flavonoides mejora la salud digestiva y reduce la oxidación de colesterol LDL. Pero es importante decir que estas propiedades se encuentran en el chocolate puro. No el convencional.

Entre las consecuencias de su consumo destacan su alto contenido en calorías, por lo que no es un buen aliado para personas que desean quitarse unos kilitos de más. El chocolate convencional, es muy indigesto y puede acarrear dolores de espalda y molestias cervicales si se abusa de su consumo, por exceso de carga hepática, pues nuestro hígado debe producir gran cantidad de jugos biliares para digerirlo. Su aporte energético se basa en grasas y azúcares que pueden inducir a la obesidad si se abusa de su consumo y no se practica ejercicio físico. Muchas industrias, debido al sabor amargo del chocolate, producido en gran parte por su contenido en polifenoles, reducen la presencia de éstos para potenciar su sabor dulce, por lo que los beneficios que tenía el chocolate a nivel digestivo se esfuman con ello. En varios sitios se aconseja el consumo de chocolate en casos de depresión o falta de ánimo, lo que no saben es que todos estos consejos, que no sé por qué se les llama así, van a desembocar en que una persona, cada vez que se sienta triste o apática, va a recurrir a su tableta de chocolate o lo que es peor, helado de chocolate. En muchos comercios se vende el chocolate blanco, que no es más que chocolate con leche, si ya de por sí el chocolate sólo es indigesto imagináos con leche, claro está, que el que se toma todos los días su tableta ni lo nota, y lo gracioso es que pensará que lo que hace es un hábito saludable, y ya ni hablemos de la leche, que en artículos anteriores ya dijimos que no es aconsejable consumirla. La cantidad de calorías por 100 gramos de chocolate es de aproximadamente unas 500, bárbaro verdad, son más o menos 2 porciones para hacéros una idea, y si va mezclado con leche más aún. El chocolate tiene pequeñas concentraciones de plomo, la contaminación por este metal se produce cuando se extrae el cacao de la corteza. El plomo puede adherirse al calcio y al magnesio e impedir su absorción, además si se superan las cantidades permitidas puede producir intoxicación a nivel nervioso. Se recomienda el chocolate por su riqueza en magnesio, pero el magnesio se pierde cuando el chocolate se refina para hacer otros alimentos, como es el caso del colacao, los pasteles, los dulces, las tartas, etc.

Una de las cosas dónde quería hacer hincapié es en el famoso colacao que se toman muchos niños antes de ir a la escuela o antes de dormir, con sus queriditas galletas refinadas y llenas de aditivos. Esta información es para los padres, en un vaso de colacao si está mezclado con leche, estamos dando al niño unos 80 gramos de puro azúcar, lo que supone un buen aporte energético, pero también una carga de insulina tremenda para metabolizar todo ese azúcar. Si se toma luego otro antes de dormir, volvemos a darle lo mismo pero esta vez la diferencia es que se va a ir a la cama, todo ese azúcar será acumulado en el tejido adiposo sin ser metabolizado para convertirlo en energía, que por las mañanas es necesaria, pero por la noche no. Aunque donde esté un buen puñado de frutos secos o una ración de cereales integrales que se quite la leche con el colacao de las mañanas, pues es un desayuno mucho más saludable y completo. Para los que os preocupa el aporte de calcio, si el niño ha tomado para cenar su ración de verduras correspondiente, el aporte de calcio está asegurado. Y si queréis darle magnesio, una buena ración de frutos secos a media mañana o un plato de legumbres. Paremos ya por favor de enriquecer a las industrias del azúcar.

Dicho esto, seguramente muchos seguiréis consumiendo chocolate, pero recordad, hacedlo con moderación y apostad por chocolate de calidad, aunque sea más caro, lo importante es vuestra salud.

 

 

8 comentarios en “El chocolate: Cuento o realidad.

    • Hola Fermín. Si es cierto, los perros no disponen de la enzima que se encarga de sintetizar la teobromina. Esta sustancia puede producirles problemas severos en grandes cantidades. Cuando no se sintetiza la teobromina, se acumula en el organismo de los animales, provocando ataques epilépticos, diarreas, convulsiones o incluso la muerte. Gracias por el aporte.

  1. Yo soy adicto al chocolate, no pasa día que no me vaya a la cama sin probarlo. Pero recientemente me dijeron que tenia el azucar por las nubes, sería muy malo si tomase una onza o dos antes de dormir? teniendo en cuenta que antes podía llegar a comerme una tableta entera al día.

    • Hola Julio. Si los médicos te han dicho que tienes los niveles de azúcar altos, es aconsejable que dejes a un lado tu costumbre de comer chocolate, y más por la noche. Si la tentación es demasiado grande para ti, intenta realizar ejercicio físico o llevar una dieta más saludable, porque tu problema no creo que venga solamente por comer chocolate.
      Gracias por tu comentario

  2. Hola, y qué tal sienta el chocolate puro sin gluten y sin lactosa? Acabo se comprar una tableta para hacer un postre para intolerantes. ¿Será menos indigesto que otros?

    • Hola Elena. Es una opción mucho más saludable, principalmente por el gluten, el intestino lo agradecerá. La lactosa mientras el chocolate no lleve leche puedes escoger varios formatos, aunque el puro siempre es mejor. Si no lleva gluten ni lactosa es bastante más digestivo sin duda. El chocolate es que es un alimento bastante dificil de digerir por su alto contenido en azúcares y grasas que obligan al hígado a segregar mucha bilis, además de que causa mucha acidez en estómagos delicados. Gracias por tu comentario.

Deja un comentario