El desayuno en los niños

Muchos padres y madres de la actualidad están sometidos a un nivel de vida demasiado agotador y estresante, en gran parte por el trabajo, por lo que muchos niños se encuentran desatendidos respecto al tema alimenticio. Controlar la alimentación de un niño es una tarea que debe ser elaborada a diario por sus padres, pues de esa educación dependerá en cierta medida, que el niño en un futuro se guíe por unos buenos hábitos y reduzca el riesgo de padecer obesidad o alguna enfermedad cardiovascular, incluso cáncer.

Una de las comidas más importantes para un niño en desarrollo es el desayuno, ya que es el primer aporte de nutrientes que recibe, y por ello debe ser energético y rico en vitaminas. En la mayoría de los casos, el desayuno suele ser de dos tipos: incompleto o desequilibrado. En el primer caso es por falta de nutrientes, muchos padres consienten que muchos de sus hijos se marchen al colegio sin desayunar, con la esperanza de que allí se coman el sandwich o alguna otra cosa. Los grandes medios y sobre todo las industrias de alimentación advierten que irse sin desayunar es una locura, sobre todo en niños, pero desde Gama Natural desmentimos esta afirmación, ya que un niño que se marche sin desayunar no es en muchos de los casos desaconsejable. Las industrias aconsejan desayunar, para que no se te olvide darle a tus hijos el bollito o los cereales refinados envueltos en jarabe de glucosa, que si nos fijamos un poquito, podremos darnos cuenta de que hasta los futbolistas promocionan la obesidad con los anuncios de patatas fritas, leche, nuggets, etc. Claro está por la enorme cantidad de dinero que les dan por hacer el anuncio, un dinero amasado gracias a la salud de muchas personas. Pues dicho esto, si nuestro hijo tiene que desayunarse un bollo con un vaso de leche, o unos cereales de desayuno normales, creánme que es mejor que se vaya sin desayunar. Pues con esa educación, ese niño cuando sea adulto y siga el mismo camino, que en la mayoría de los casos es así, es posible que sufra trastornos digestivos, enfermedades cardiovasculares o diabetes. En el segundo caso muchos desayunos son desequilibrados, si nos guíamos por las costumbres de muchos países occidentales, como Reino Unido, el desayuno normal puede basarse en 2 huevos fritos con bacon, 3 rebanadas de pan, zumo concentrado y leche, todo en la misma comida. Es decir, un niño de unos 7 años que no practica ningún deporte de competición o hace el deporte justo, esta consumiendo las mismas calorías que consume un atleta de triatlón. Imagínemos como estará este niño cuando cumpla los 16 si sigue este tipo de dieta, o sin irnos más lejos, a los doce años.

Los desayunos deben ser ricos en vitaminas y minerales
Un desayuno desequilibrado puede perjudicar la salud de nuestro corazón.

En resumen, podríamos abarcar un gran abanico de malas combinaciones que se hacen durante el desayuno, y no sólo en niños, pero debemos recordar que los niños están en pleno crecimiento y desarrollo mental, sexual y físico, y debemos de cuidar esta premisa. Un niño necesita un buen aporte de proteínas para crecer y desarrollarse, pero sin pasarse, no hace falta darle huevos, jamón y leche de vaca para desayunar, podemos cambiarlo por cereales integrales de calidad. Un niño necesita grasas y carbohidratos para obtener energía durante la mañana, pero no hace falta darle un bollo bañado en grasas hidrogenadas o unos cereales de mala calidad, podemos cambiarlo por frutas frescas, frutos secos y pan integral. Desde Gama Natural, apostamos por un desayuno que incluya frutas frescas y cereales integrales de buena calidad, por lo menos un 90 por ciento y no olvidemos tampoco el famoso pan con aceite de oliva virgen  y tomate triturado de nuestros abuelos, rico, sabroso y natural, mucho mejor que el colacao con magdalenas, que aunque ya sabemos que el colacao está muy rico, no es lo adecuado, pues el valor nutritivo de un desayuno a otro difiere mucho.

Y repetimos nuevamente, no es necesario que los niños tomen leche para desayunar, ya sabemos que el tema del calcio está muy de moda, pero no sólo la leche tiene calcio. Os aseguramos que con una ración de cerales integrales, 2 piezas de fruta o un puñado de frutos secos a media mañana, el aporte de calcio del desayuno está asegurado. La actividad física en el niño debe estar también a la orden del día, ya que le atiborramos a grasas y carbohidratos refinados, por lo menos que haga ejercicio, al menos todas esas calorías puede quemarlas. Aunque la gravedad de esos alimentos es la repercusión que provocan en el organismo del niño.

Para terminar, es importante recordar, que el niño que eduquemos hoy, será el hombre de mañana.

12 comentarios en “El desayuno en los niños

  1. Buen artículo, si que es cierto que los desayunos deberíamos hacerlos más equilibrados, me acuerdo cuando era pequeño y mis padres solo nos daban pan y aceite para desayunar, porque no había otra cosa, me alegro de que fuera así.

  2. La verdad que con los desayunos nos pasamos muchas veces, mi hijo tiene 9 años y sufre de dermatitis, y yo creo que es por comer cosas de esas, bollería y demás, porque su padre y yo nunca tuvimos esas cosas de pequeños. Nunca me había parado a pensarlo, pero es que haber quien le mete ahora la fruta para desayunar, acostumbrado al colacao y los donuts.

    • Hola Emilio_HM, para un niño no sería lo adecuado, en cuestiones de elaboración el desayuno que propones contiene vitaminas y es energético, es aceptable, pero técnicamente está mal combinado, aunque tampoco vamos a entrar en combinaciones, el zumo deberías tomártelo media hora o 40 minutos antes de ingerir la tostada. Es un desayuno muy rico en azúcares para un niño, y las grasas de las mantequillas hay que evitarlas todo lo que se pueda. Como ejemplo te indico un desayuno para el niño: un vaso de agua pura, un zumo de pomelo, 40 gramos de avena o quinoa y 200 ml de leche de almendras de buena calidad. Si el niño es menor de 5 años puedes cambiar la leche vegetal por la animal, aunque no te lo recomiendo en absoluto. Hay niños que las leches vegetales no las toleran bien. La leche animal ni aunque cumpla 50 años, es aconsejable no abusar de los lácteos, en cualquier caso puedes darle un yogur como sustituto a la leche de almendras, que viene predigerido. Puedes preguntarle a tu médico por si tu hijo sufre cualquier tipo de alergia a las leches vegetales.

  3. Que afan tienen algunos con llegar a los 100 años, se trata de vivir joder, prefiero estar desayunando lo que me gusta y a mis hijos igual, aunque me muera a los 50, pero he disfrutado porque para vivir muchos años y estar sufriendo por la comida yo paso, no sé que es peor.

    • No es malo, claro que no. Que desayune eso todos los días lo veo incorrecto, es mejor dar variedad, incluye también frutas frescas de temporada y proteínas de mayor calidad como huevos ecológicos, jamón, pavo o pollo de la mejor calidad posible.

    • El colacao no es que sea un demonio, tan sólo que no representa una desayuno adecuado, ni una bebida saludable, ya que contiene demasiada azúcar. Es preferible apostar por cacao puro que lo venden también en cualquier supermercado. Ahora bien, por tomarte un colacao por la tarde o en el desayuno no va a pasar nada si luego cubres tu alimentación con nutrientes de calidad el resto del día y practicas acitividad física. No hace falta ser extremista.

Deja un comentario