El poder del magnesio

Hace ya unas semanas que no hablamos de los maravillosos nutrientes que nos da la madre naturaleza, y uno de ellos es el magnesio. La importancia de mantener una dieta equilibrada y que incluya todos los grupos de alimentos, sobre todo frutas y verduras, se basa en este tipo de nutrientes, pues cuanto más variada y más alimentos provenientes de la tierra comamos, tendremos más posibilidades de cubrir las necesidades de nuestro organismo. A veces, aunque se crea uno que come sano y equilibrado, no basta para satisfacer las demandas de nutrientes, pues muchas veces pensamos que estamos comiendo alimentos buenos y nutritivos y en realidad no estamos comiendo más que un trozo de carne o un vaso de leche carente de vida, carente de energía, carente de vitalidad y carente de lo que verdaderamente necesitamos. Por eso hay momentos en los que nos ponemos pesados con el tema de las verduras y las frutas, porque desde un punto de vista global, son los mejores alimentos que existen, los más concentrados y los más saludables. Además son ricos en magnesio, lástima que debido al uso de pesticidas y abonos químicos, muchos suelos donde se cultivan verduras y frutas quedan despojados de estos minerales tan valiosos, como es el caso del magnesio.

Antiguamente, con una ración de verdura se cubrían las necesidades de magnesio diarias, el que no comía verdura, tenía que ingerir legumbres o pescado para cubrir la demanda. Ahora debido al empobrecimiento de nutrientes del suelo por culpa de la amenaza del hombre con sus malditos químicos, para cubrir las necesidades de magnesio debemos ingerir una ración de frutos secos, una ración de verduras y otra de pescado o legumbre. El contenido de magnesio en muchos alimentos, sobre todo provenientes de la tierra, es cada vez más pequeño. Y ya de la leche ni hablemos, pues si en vez de alimentar a las vacas con hierbas y plantas que tenían buenas cantidades de magnesio, las alimentamos con piensos de mala calidad, el contenido de magnesio es casi nulo. De ahí, que muchas industrias lo añadan en forma de carbonato o citrato de magnesio.

El magnesio es un mineral esencial para los huesos y el sistema nervioso
El magnesio combate la aparición de células tumorales

Pues bien, el magnesio es un mineral presente en la sangre, huesos, órganos y muchos tejidos de nuestro cuerpo. El 70 por ciento se encuentra prácticamente en los huesos, pues este mineral puede llegar a ser hasta más importante que el calcio. Mucha gente está obsesionada con el calcio y el calcio, pero los huesos no sólo necesitan calcio. Necesitan magnesio y más minerales para mantenerse sanos y fuertes. La cantidad de magnesio en sangre en niveles normales ronda entre el 1,2 y 2,5 miligramos por 100 ml. El magnesio participa en multitud de procesos internos de nuestro cuerpo y la ingesta recomendada en adultos circula en los 500 mg/día. Nosotros lo ponemos en 600 mg, pues a continuación vamos a detallar los grandes beneficios de este mineral.

  • El magnesio colabora en la transmisión de impulsos nerviosos y participa en el mecanismo de contracción-relajación muscular. Las bombas de magnesio intramusculares se ponen en funcionamiento para estimular la relajación de las fibras musculares.
  • Una deficiencia aguda de este mineral, podría desencadenar agarrotamientos, debilidad y fatiga durante el ejercicio. Gracias a esto, el magnesio tiene una gran importancia como regulador del sueño, al estimular la relajación de manera natural.
  • Regula también los niveles de azúcar en sangre, ayudando a nuestra preciada insulina en sus tareas de limpieza.
  • Mejora la salud cardiovascular, ayudando a retirar los depósitos de colesterol y eliminando los excesos de calcio. Un exceso de calcio en la dieta, ya sea por grandes cantidades o porque no se ha asimilado bien, como el calcio de la leche, puede acumularse en arterias y vasos sanguíneos haciendo que éstos se endurezcan y pierdan elasticidad, dificultando el paso de sustancias por la sangre.
  • Colabora en la síntesis de proteínas, pues en gran medida, el mantenimiento de la masa muscular y una correcta regeneración de tejidos dependen del magnesio.
  • Es un fabuloso aliado para combatir el estrés. Las situaciones emocionales repercuten muchísimo sobre nuestros órganos, el estrés puede provocar la degradación de tejido muscular, impedir la absorción de nutrientes y favorecer la pérdida de minerales.

El magnesio es sin duda un mineral imprescindible en nuestra dieta. Su deficiencia puede acarrear espasmos musculares, arritmias cardíacas, pérdida de cabello, dolor en los huesos, cefáleas y enfermedades intestinales. Existen varios estudios que demuestran que el magnesio ejerce una gran importancia sobre el crecimiento de células tumorales. Es capaz de frenar la aparición de células cancerígenas. El magnesio contribuye además a alcalinizar el ph del organismo reduciendo la ácidez y neutralizando la acción de gran cantidad de radicales libres. Aportes deficientes de magnesio en la dieta cuando se es jóven, pueden provocar enfermedades de todo tipo en el futuro. Los alimentos más ricos en magnesio son los frutos secos, el pescado y las legumbres. Recomendamos tomar una buena ración de almendras todos los días para cubrir las reservas de magnesio. El consumo de grandes cantidades de calcio, de azúcares, alcohol, tabaco y el deporte intenso pueden favorecer la pérdida de magnesio y dificultar su absorción. Una buena manera de potenciar la acción del magnesio es tomando alimentos ricos en vitamina C y fósforo. Las personas que decidan tomar suplementos de magnesio deben consultar antes con su médico. El magnesio en dosis muy altas puede ser tóxico para el organismo, aunque con una dieta rica en vegetales y hortalizas es difícil presentar este problema. Las personas que no tomen verduras, frutas y legumbres en su dieta es aconsejable que tomen suplementos de magnesio.

Como detalle dejamos que las espinacas y el brócoli, aunque sean alimentos muy nutritivos y saludables, tienen gran cantidad de oxalatos, que dificultan la absorción de minerales como el calcio y el magnesio.

 

5 comentarios en “El poder del magnesio

  1. Buen artículo compañeros.
    Un pregunta, tenía entendido que cuando tienes falta de magnesio otro de los sintomas es cansancio cuando nos despertamos por la mañana. Sensación de no haber descansado absolutamente nada, apatía,desgana…si no me equivoco los sintomas cuando estamos faltos de hierro son parecidos.¿Cómo podemos diferenciar estos síntomas sin acudir a una consulta a un análisis médico?

    • Hola Danilo. En primer lugar, para poder diferenciar los síntomas, si son de alguna deficiencia habria que hacerlo desde una visión global. Puedes pensar que es por déficit de magnesio y a lo mejor es un déficit de taurina o de triptófano, que son aminoácidos, o puede ser por padecer estres emocional, o tener un parásito intestinal… Hay varias causas posibles, también dependerá de las condiciones particulares de cada individuo, tu dieta, si practicas deporte o no. Sería demasiado atrevido sacar un diagnóstico exacto. Si lo hacemos desde una visión simplista, estaríamos actuando equivocadamente. De todas maneras gracias por tu aporte.

Deja un comentario