¿Es bueno tomar café?

Este artículo puede crearnos varios enemigos, y no es de extrañar, pues hoy venimos a hablaros de una de las bebidas más consumidas en todo el mundo, que 8 de cada diez personas consumen con frecuencia ya sea durante el día o durante la semana. Tomar café se ha convertido y solidificado como un hábito casi sagrado en muchos hogares, sobre todo por la mañana y después de las comidas.

Pues bien, vayamos a donde nos interesa. En primer lugar, el café es destacado por sus efectos psicoactivos y estimulantes del sistema nervioso. Algunas personas afirman que sin su café mañanero o su tazita de café después de las comidas, no son personas, ya que cuando no lo toman se sienten más apagados y con menos energía. Esta afirmación es prácticamente igual en todos los consumidores de café habituales. Estos efectos son causados por su contenido en cafeína, aproximadamente de unos 200 miligramos por cada taza de café. La cafeína actúa estimulando nuestro sistema nervioso, aumentando la concentración, reduciendo la fatiga y el cansancio.

El consumo de café en exceso no es saludableEvidentemente, tomar una taza de café de vez en cuando, no supone ningún daño para nuestra salud, pero lo que si que condenamos son los hábitos que acompañan al café, como pueden ser la ingesta de lácteos, de dulces, e incluso la exclusión de desayunos en muchas personas, que por falta de tiempo, no pueden prepararse nada y aguantan toda la mañana a base de café. Esto, si que es un hábito inadecuado y contraproducente sin lugar a dudas, y a continuación os queremos aclarar una serie de aspectos sobre el consumo de café y que debéis tener en cuenta todos aquéllos amantes y consumidores de café.

  • El café es bastante acidificante, este efecto se ve contrarrestado si lo combinamos con leche, pues la leche, al ser rica en minerales, contrarresta el exceso de acidez mediante efecto tampón, sobre todo el calcio, un mineral alcalino que neutraliza la acidez, este mineral está muy presente también en antiácidos como omeprazol y pantoprazol. Pero no nos olvidemos, que a veces no basta con la leche, por lo que nuestro cuerpo utiliza sus reservas de minerales si la cosa se complica. Es el caso de cuando se toma solo o con azúcar.
  • El café es indigesto, irrita la mucosa intestinal y estomacal, y combinado con leche bastante más.
  • Tomar café caliente, de ese que la taza te quema en la mano, puede favorecer la aparición de úlceras digestivas.
  • Tomar café complica la absorción de nutrientes en comidas posteriores. Y para aquellos que se lo tomen después de las comidas, pasa exactamente lo mismo, no tiene nada que ver.
  • El consumo de café favorece la pérdida de minerales como calcio y magnesio. Este efecto es provocado por sus propiedades diuréticas, es importante saber que para eliminar liquidos del organismo se requieren minerales, este dato va sobre todo para los fanáticos de dietas milagrosas. La pérdida tampoco es muy acusada, aproximadamente unos 2 miligramos de calcio por cada taza.
  • El café sólo tiene efecto diurético, pero mezclado con leche es astringente.
  • El hábito de echarle azúcar o edulcorante al café es un hábito muy poco saludable, y puede llevarnos a hipoglucemias severas posteriormente.
  • Para contrarrestar el exceso de acidez metabólica que produce una taza de café con dos cucharadas de azúcar se necesitan al menos 5 vasos de agua mineral o medio kilo de verduras crudas. Esto normalmente nadie lo hace, pero el organismo recurre a las sales básicas del torrente sanguíneo para combatir el exceso. Cuando este sistema falla, se recurre al fosfato cálcio del hueso.
  • Tomar café de manera habitual, produce dependencia del mismo, provocando estres, síndrome de abstinencia, ansiedad, fatiga y nerviosismo cuando no se toma.

Destacamos las más importantes, resultan bastante ofensivas, pero nuestra intención es que conozcáis sus verdaderos efectos y sobre todo los malos hábitos que practica muchísima gente cuando toma café, como echarse azúcar, edulcorantes, comer pastas, bollos, tartas, etc. Volvemos a repetir que tomar una taza de café diaria entre comidas, sin sustituirlo por nada, sin echarle azúcar ni edulcorantes, no supone ningún daño para el organismo. Pero un consumo excesivo si que trae consecuencias. También es importante saber que desayunarse un café con dos tostadas de mantequilla, o con un bollo, una magdalena, un pastel casero, un bizcocho, etc, tampoco es un buen hábito.

Por muchos articulos que se vean por internet hablando bien del café, sobre sus beneficios cardiovasculares, sobre si reduce la diabetes o sobre si disminuye el riesgo de enfermedades neurodegenerativas, no son argumentos válidos que justifiquen su consumo en exceso. Es más, el café no reporta ninguno de esos beneficos cuando se consume de manera muy habitual, y si le echamos azúcar para endulzarlo, debido al sabor amargo que tiene, todas esas cualidades que tiene desaparecen por completo. Recordad, que aunque su sabor solo sea un poco desagradable, si lo combináis con azúcar, leche o edulcorantes, estáis contribuyendo a aumentar el riesgo de padecer diabetes, enfermedades cardiovasculares, molestias digestivas y enfermedades mentales como el Alzheimer. Justamente todos los problemas que se supone que reduce cuando el café se toma sólo. Debemos pensar más fríamente compañer@s y cuidar nuestra salud, que solo tenemos una oportunidad para vivir y si nos dejamos llevar por el consumismo, los estimulantes y los vicios, podemos pagar un alto precio en el futuro. Los gobiernos y las industrias fomentan el consumo de café porque saben que el hábito de tomarlo lleva consigo también la ingesta de azúcares refinados y grasas de mala calidad. Es como la venta cruzada en una tienda.

Espero que os sirva de ayuda compañer@s.

 

2 comentarios en “¿Es bueno tomar café?

    • Hola Selina. El consumo de café reporta algunos perjuicios para la salud, pero realmente son insignificantes la verdad, tendría que consumirse en gran cantidad para provocar daño al organismo. En combinación con la leche, al estar los granos de café torrefactados, al mezclarse con las proteinas de la leche en el estómago se pueden formar compuestos nocivos para el organismo como nitrosaminas, tanato de caseina, etc. Pero de todas formas es algo que pasa con otros muchos alimentos cuando se combinan. Es peor el pensarlo que lo que realmente puede hacer, que es nada prácticamente. Siempre y cuando no sea un consumo desmesurado y se lleve una alimentación rica en antioxidantes.

Deja un comentario