Pirámide de alimentos

Hoy desde Gama Natural os vamos a traer nuestra pirámide de alimentos y cuáles son los grupos más destacados. Encontraréis cientos de ellas por la red, en hospitales, ambulatorios, farmacias y herbolarios. No existe ninguna pirámide perfecta, ni ninguna dieta perfecta para todas las personas. Creedme que si alguien presume de haber conseguido la dieta perfecta, solamente por decirlo o por llevar ese nombre, ya pierde todo el merecimiento de leerla.

En primer lugar, nuestra pirámide está basada en los estudios y conocimientos de eminencias en el campo de la nutrición. Entre ellos destacamos a Jean Seignalet, Hiromi Shinya, la doctora Kousmine, Felipe Hernández Ramos, Guy-claude Burguer, Albert Ronald Morales entre otros. Médicos, científicos, nutrólogos, cirujanos… de gran talante que descubrieron y siguen descubriendo que la alimentación juega un papel esencial en cualquier enfermedad, ya sea congénita, patológica, sistemática, etc. Nosotros hemos elaborado la nuestra particular, intentando ser acorde con los hábitos correctos que ellos defendían y vamos a explicar los principales apartados brevemente.

Tabla de alimentos de Gama NaturalLa base de nuestra pirámide la forman las verduras y los aceites de primera prensión en frío. Deberíamos incluirlos en todas nuestras comidas, y crudos. Las verduras cocinadas no sirven de nada prácticamente. Según Jean Seignalet (director del laboratorio de histocompatibilidad de la universidad de Montpelliér) un alimento cocinado puede llegar en ocasiones a ser más cancerígeno que cualquier aditivo. Las verduras son excelentes fuentes de minerales, vitaminas, flavonoides, fibra, antioxidantes y apenas aportan calorías, si las cocinamos, gran parte de estos valores se pierden. Los aceites de primera prensión en frío, como puede ser el de oliva, el de germen de trigo, el aceite de almendras, el de onagra o el de sésamo. Matizamos que deben ser obtenidos mediante procedimientos mecánicos, cualquier aceite extraído a partir de procesos químicos o de refinado queda descartado. Estos aceites proveen al organismo de ácidos grasos insaturados encargados de controlar los niveles de colesterol, de proteger nuestro sistema nervioso, cuidar nuestro corazón, aumentar la vitalidad, colaborar en el desarrollo cerebral y prevenir la aparición de células tumorales. Además también aportan ácidos grasos saturados, no olvidéis que los necesitamos, aunque sea en menor medida, lo importante es que estos ácidos grasos saturados procedan de aceites vírgenes.

En el segundo escalón hemos puesto a las frutas, y los cereales integrales. Las frutas son alimentos valiosísimos para nuestro cuerpo, siempre y cuando sean de temporada y ecológicas. Son los alimentos con más contenido en antioxidantes y vitamina C. Debemos consumirlas todos los días, como almuerzo y desayuno. Las frutas se comen sólas, nunca después de comer, exceptuando las manzanas y la papaya, no se acompañan con nada. Pueden ser realmente tóxicas en combinación con otros alimentos. Los frutos secos debemos consumirlos todos los días, al menos 40 o 50 gramos. Su concentración de nutrientes es inigualable. En cuanto a los cereales, son alimentos muy ricos en aminoácidos azufrados, en energía y oligoelementos. Los cereales deben ser integrales, los descascarillados carecen de muchos nutrientes, además son más fáciles de digerir y elevan rápidamente los niveles de azúcar en sangre. Apostad por la quinoa, el trigo sarraceno y el arroz. El maíz y el trigo son cereales muy nutritivos pero están demasiado adulterados por la industria. Contienen grandes cantidades de almidones transgénicos, y pueden interactuar negativamente en la creación de nuevas cadenas de ADN.

En el tercer escalon dejamos a las legumbres, alimentos vegetales de gran contenido mineral, vitamínico y energético. Son ideales para las comidas, deben comerse sólas y si se mezclan se admiten con verduras. Para los vegetarianos o los que sean rehacios a comer carne, las legumbres combinadas con arroz, aportan todos los aminoácidos que necesita nuestro organismo. No os creáis el cuento de que sin carne no podemos vivir, es una sucia y triste mentira. Incluso las necesidades de vitamina B12 pueden cubrirse sin ingerir productos de origen animal. El problema es que los vegetales de hoy en día están amenazados por la contaminación química, que destruye gran parte de esta vitamina. Además también podemos obtenerla mediante suplementos.

En el siguiente escalón dejamos los productos cárnicos, pescados y huevos. No hace falta decir que estos alimentos deben ser frescos y a ser posible ecológicos. Son alimentos muy ricos en proteínas, vitaminas del grupo B y minerales, en el caso del pescado además, conseguiremos buenas cantidades de ácidos grasos Omega-3. Los huevos no superar 3 unidades a la semana.

Por último dejamos los lácteos, los alimentos refinados, refrescos, bollería, postres, helados, etc. Estos alimentos deberemos evitarlos en la medida de lo posible. Recordad que hay que tomar medidas razonables, no os dejéis llevar tampoco por el fanatismo. Además en el caso del pan blanco, aunque sea refinado, dejamos detallado que este alimento, aunque su valor nutritivo esté muy deteriorado, aporta ciertas cantidades de minerales y aminoácidos que muchas personas necesitan, ya que por problemas económicos o sociales no pueden obtenerlos de otros alimentos. En muchos hogares constituye la base alimenticia. En personas con un intestino sano, y sin antecedentes de familiares celíacos, no supone ningún daño. El problema del gluten es que debido a la gran industrialización se añade a muchos alimentos sin necesidad de ello, todo por mejorar el aspecto del alimento y que sea más atractivo. Las proteínas del gluten pueden dañar la mucosa intestinal. Leed bien las etiquetas.

La gran mayoría de las personas, siguen esta pirámide al revés, por lo que luego no es de extrañar la gran cantidad de enfermedades que sufrimos. Recordad consumir un 75% de alimentos crudos, reducid los alimentos cocinados, controlad vuestras emociones, reducid los niveles de estres, mantenéros hidratados y dormir 8 horas diarias.

Para terminar, os recordamos que es importante cuidar las combinaciones de alimentos, gran parte de nuestra energía vital reside en nuestro intestino, si hacemos comidas pesadas, indigestas, mezclando gran cantidad de alimentos, gran parte de nuestra energía interna se esfumará en procesos de digestión y eliminación de toxinas.

 

7 comentarios en “Pirámide de alimentos

  1. Gracias por la información. Me gusta mucho.
    Pero, ¿los yogures si son de cabra o ecológicos, aunque sean lácteos, pueden comerse a menudo no? Lo digo por que al ser un fermento aportan bacterias amigas para nosotros.

    • Hola Pablo. Los yogures, si no presentas ningún tipo de alergia ni intolerancia puedes comerlos, siempre y cuando optes por aquellos de origen ecológico que cuentan con un gran número de bifidobacterias beneficiosas. Tambíen puedes encontrar bacterias en el chucrut, el kéfir de agua y algunas frutas. En cuanto al animal, los lácteos derivados de la cabra y la oveja se adecuan más en cuanto a condiciones organolépticas a nuestro organismo.
      Para el caso de los yogures convencionales de leche de vaca, debes saber que aún no son del todo aceptables, pero esporádicamente pueden consumirse si no puedes obtener los anteriores.
      Gracias por tu comentario.

    • Si que se podría, en realidad a diario si es de calidad. Pero las leches de hoy en día ultrapasteurizadas apenas tienen nutrientes y su calidad es ínfima. Además pueden tener efectos perjudiciales en muchos grupos de población. Aún así tampoco es aconsejable consumirla con frecuencia aunque sea ecológica y de calidad, pero si que es una opción mucho más indicada que la leche convencional. Gracias : )

  2. Woah! I’m really digging the template/theme of this blog.

    It’s simple, yet effective. A lot of times it’s hard to get that “perfect balance” between superb usability and appearance.
    I must say you have done a great job with this.
    In addition, the blog loads super quick for
    me on Internet explorer. Exceptional Blog!

Deja un comentario