¿Son buenos los helados?

Una de las preguntas que se hacen muchos amantes del azúcar y del verano, que están deseando que llegue el calor para poder saborear un delicioso helado o tarrina de chocolate, fresa, vainilla… Aunque hoy en día se pueden comer en cualquier estación del año, es si: ¿realmente los helados son buenos?.

El abuso del consumo de helados puede aumentar el riesgo de diabetes y obesidad
Los helados son ricos en azúcares y grasas saturadas

Pues desde Gama Natural os decimos que no, sin dejarnos llevar por un punto de vista fanático y estricto, comerte un helado muy de vez en cuando por la tarde o después de comer no supone ningún perjuicio para nuestro organismo, pero en este artículo queremos desmentir varias afirmaciones que se hacen de estos productos, para que los más curiosos descubran las verdades de estos alimentos. Muchos médicos, industrias e incluso nutricionistas afirman que los helados son muy saludables y nutritivos, ya que la gran mayoría están compuestos de leche y frutas y que por ello van a ser buenos y ricos en vitaminas y minerales. Pero si nos extendemos y hablamos de su completa composición, esas empresas y personas tampoco dicen que los helados tienen azúcares para parar un tren, que suben rápidamente el nivel de glucosa en sangre, que tienen grandes cantidades de aditivos y edulcorantes, que contienen grandes cantidades de grasa y que su base sigue siendo la leche, y en artículos anteriores ya hemos hablado de las consecuencias que trae el consumo de lácteos. Pues bien, dicho esto, si una persona que padece síndrome metabólico, ya sea diabetes o obesidad del grado que sea, piensa que los helados son saludables y nutritivos y no conoce sus verdaderos secretos, seguirá practicando la rutina de ingerir o tomar un helado después de las comidas, o antes de acostarse, o cuando se sienta deprimido, porque como son saludables y los médicos dicen que pueden comerse, pues a comer helados. Debemos tener cuidado con lo que comemos, pues un exceso de este tipo de alimentos, si luego no seguimos una dieta equilibrada y la práctica de actividad física, podremos sufrir consecuencias a la larga, no olvidemos que los problemas relacionados con la alimentación ocurren a la larga, cuando ya nuestros órganos no pueden más y se sienten cansados.

La base de los helados es la leche, esta leche suele ser entera por lo que contiene más cantidad de grasas, las industrias agregan grandes cantidades de azúcares y edulcorantes para potenciar su sabor y si encima se combinan con frutas, lo que obtenemos es una bomba atómica de azúcar que obligará a nuestro páncreas a segregar grandes cantidades de insulina para contrarrestar la subida de glucosa, lo que a la larga puede aumentar el riesgo de padecer diabetes mellitus y sobrepeso. En cuanto a las frutas, es importantísimo que sepáis que no se deberían mezclar con nada, ni siquiera con leche, pues las valiosas enzimas que poseen perderían su efectividad, sin olvidar que muchas de ellas en combinación con otros alimentos pueden fermentar y producir alcohol.

En resumen, desde Gama Natural os aconsejamos a que evitéis y reduzcáis el consumo de helados y que antes de pensar en si un alimento es del todo bueno o no, preguntar depués de a vuestro médico, a un homeópata o naturópata, pues nunca está de más tener en cuenta segundas opiniones. En la mayoría de los casos las opiniones y recomendaciones de vuestro médico, no coincidirán con las de expertos en medicina alternativa. Nosotros desde Gama Natural apostamos por alimentos naturales, integrales y que no hayan sido procesados, pues para asegurar una completa salud deben de ser la base de la alimentación.

3 comentarios en “¿Son buenos los helados?

    • Hola Víctor, no exactamente, tomar helados después de una comida pesada, lo que provoca es que esta digestión se haga más lenta, pero en absoluto existen beneficios de consumir helados después de comer, además si los helados son de leche, la leche neutralizará los ácidos del estómago, produciendo una digestión incompleta y muchos de los nutrientes no podrán ser absorbidos, como es el caso de las proteínas.

Deja un comentario