Todo lo que necesitas saber sobre la lactosa

La lactosa, o conocida también como el azúcar de la leche, es causante de gran cantidad de problemas digestivos en muchos grupos de población. Hoy desde Gama Natural, os decimos todo lo que necesitáis saber sobre este azúcar y respondemos a algunos de sus mitos.

Leche

¿Qué es la lactosa?

La lactosa es un azúcar que se encuentra presente de manera natural en la leche de los mamíferos, es un disacárido formado por una molécula de glucosa y otra de galactosa.

¿La leche materna tiene lactosa?

Por supuesto que sí, pero a diferencia de la leche de vaca, la lactosa de origen materno es perfectamente asimilable para el bebé, además es muy necesaria para que el niño pueda asimilar el calcio y el hierro correctamente. La madre le suministra todas las enzimas necesarias para poder digerirla.

Si no soy intolerante a la lactosa, ¿puedo consumirla?

Si puedes. La lactosa sólo causa daño e inconvenientes en personas que no pueden digerirla.

Si soy intolerante, ¿puedo tomar lácteos?

Depende del grado de intolerancia, como norma general, la leche tiene grandes concentraciones de lactosa, por lo que es mejor eliminarla. Otros lácteos como el queso y el yogur, sobre todo este último, apenas contienen lactosa, ya que la fermentación ha convertido la lactosa en ácido láctico, sirviendo éste de alimento para las bacterias amigas de nuestro intestino.

¿Como sé si soy intolerante a la lactosa?

Si tras la ingesta de leche, no se presentan en minutos posteriores molestias digestivas, ni hinchazón o náuseas, es posible que no presente intolerancia. Si desea asegurarse, puede acudir a su médico para que le hagan un test de hidrógeno o un test de sobrecarga de lactosa. En el primero se le suministra al paciente una solución de lactosa de unos 30 gramos, y a los 15 minutos se le hace soplar dentro de una bolsa hermética para medir el nivel de hidrógeno de su aliento. Los azúcares no digeridos en el intestino delgado, pasan hasta el intestino grueso donde son convertidos en hidrógeno en parte por las bacterias. El segundo test, consiste en suministrar al paciente una carga de glucosa igual o superior a la anterior para medir la respuesta glucémica en sangre. Se compara la glucemia basal del paciente con la glucemia posterior a la ingesta de lactosa. Normalmente las personas intolerantes a la lactosa apenas notan cambios en sus niveles de glucemia en momentos posteriores a la ingesta, síntoma de que no se han digerido.

¿Qué es la lactasa?

La lactasa es la enzima encargada de digerir la lactosa. Está presente en nuestro organismo durante toda la vida, pero en algunos grupos de población, como en regiones africanas y chinas, desaparece en la infancia o en la etapa adulta. Los seres humanos solo necesitamos tomar leche materna durante los dos primeros años de vida, posteriormente para cubrir las necesidades diarias del organismo se requieren de alimentos más completos, por lo que la leche ya no es necesaria. De tal modo que nuestro cuerpo deja de producir lactasa. Esto además puede servir de ayuda para que los defensores de lácteos comprendan de una vez que la leche no es necesaria y es totalmente prescindible. En algunas poblaciones del mundo, como las escandinavas, la producción de lactasa se mantiene latente durante toda su vida, debido a que en esos países se consumen grandes cantidades de lácteos desde hace siglos.

Pero si no tomo leche, ¿de dónde saco el calcio?

La leche es rica en proteinas y minerales, pero existen gran cantidad de alimentos con gran contenido en calcio y mucho más saludables que la leche. Por ejemplo las almendras, la canela, las espinacas, los guisantes, las sardinas, el atún, la col lombarda, cominos, garbanzos, azukis, lentejas, guisantes o merluza. Además, los yogures naturales y ecológicos y los quesos de cabra de origen natural, como consumo ocasional, también son grandes fuentes de calcio.

Si soy intolerante, ¿la leche de cabra puedo tomarla?

La leche de cabra contiene menos concentración de lactosa, y hay personas intolerantes que pueden tomarla sin problemas. Todo depende del grado de intolerancia.

¿La leche sin lactosa sería una buena alternativa?

La mejor alternativa sería suprimir la leche por completo de la dieta, pero para aquéllos que les guste tomar ese líquido blanco con el café o el colacao, la leche sin lactosa es una alternativa para los intolerantes. La lactosa participa en la absorción de proteínas y de minerales de la leche, si la leche carece de lactosa, también está perdiendo valor biológico, no lo olvidéis. Existen también alternativas como la leche de almendras casera, la leche de arroz, de soja o de avena.

Espero que os sirva de ayuda, cualquier pregunta distinta a la anterior, no os cortéis y ponedla en los comentarios.

 

 

 

 

 

 

2 comentarios en “Todo lo que necesitas saber sobre la lactosa

  1. Yo voy hacerte una pregunta sobre la leche en general. La leche en realidad es buena o mala? En muchos sitios dicen que es perjudicial para la salud, pero a mi desde pequeñita me han inculcado que la leche es buena para mis huesos y mi salud. Podéis aclararlo un poco?

Deja un comentario