Todo lo que necesitas saber sobre la leche de soja

Llevábamos ya tiempo sin dedicaros un artículo, así que hoy desde Gama Natural, vamos a hacer un todo lo que necesitas saber, y en este caso sobre uno de los alimentos más interesantes y consumidos en nuestro país, la soja. La soja ha creado mucha controversia entre los consumidores, y más cuando apareció su rivalidad y competencia frente a los lácteos, debido a ello, consideramos que se hace necesario aclarar algunas cuestiones relacionadas con la soja, así que sin más dilación, os las dejamos aquí abajo.

¿Qué es la soja?

La soja, también conocida como soya, pertenece al grupo de las leguminosas, por lo que es una legumbre y no un cereal como algunos piensan, además conserva también las propiedades de las mismas, como su gran contenido en minerales y proteinas.

¿La leche de soja tiene leche?

No. La famosa leche de soja no lleva leche de ningún tipo, se le llama así porque en apariencia es muy parecida a la leche que posee un color blanco característico. La soja es algo más amarillenta. El nombre adecuado para los preparados liquidos de soja, reciben el nombre comercial de bebida de soja. La connotación de “leche de soja´´ es simplemente popular, y las personas lo usan para diferenciarla de la leche común, ya que alguien que no esté familiarizada con este tipo de bebidas, y quiera sustituir su tipico vasito de leche por la soja, irá buscando el nombre de leche por todas partes.

¿La leche de soja es mejor que la de vaca?

No. Desde un punto de vista objetivo cada una tiene sus ventajas e inconvenientes, por lo que no se puede decir que una es mejor que la otra. Desde un punto de vista subjetivo sí es mejor la leche de soja o bebida de soja que la leche común de la actualidad (ojo, de la actualidad). La leche de soja presenta menos inconvenientes que la de vaca, en referencia a digestión, nutrientes e impacto sobre la salud. La leche de vaca de hoy en día está tan industrializada que su valor nutritivo es paupérrimo, por no comentar también las consecuencias que puede traer su consumo, que es otro tema aparte (para más información leer la repercusión de los lácteos en la alimentación).

¿La soja tiene más calcio que la leche?

Sí, y más magnesio también. Siempre y cuando se comparen los mismos alimentos en su estado natural. La soja contiene unos 270 mg de calcio por cada 100 gramos de alimento. La leche de vaca contiene alrededor de 125 mg de calcio por cada 100 gramos de alimento. En cuanto a la leche de soja y la leche de vaca, en comparación vienen a traer prácticamente la misma cantidad. Esto es debido a que las empresas que las fabrican añaden fosfato cálcico a su contenido para aumentar el contenido de calcio. Si ya de por sí el calcio de las dos leches se asimila poco, imagináos si le añadimos más fosfato cálcico, a veces es peor el remedio que la enfermedad.

¿La leche de soja lleva soja realmente?

Sí, pero su contenido es mínimo, para ahorrar costes. La leche de soja contiene entre un 2 y un 10 por ciento solo de soja, el resto es agua. Por ello, las empresas les añaden vitaminas y minerales de manera artifical para mejorar su calidad nutritiva, aunque sirva de poco. A la leche de vaca le pasa exactamente igual.

¿La leche de soja tiene más vitaminas que la leche de vaca?

No. Siempre y cuando hablemos de leche entera. La leche de vaca entera contiene vitaminas liposolubles como la A y la D, la de soja tiene vitamina A pero en menos cantidad, en cuanto a vitamina D su contenido es inapreciable.

¿La proteina de soja es mejor que la proteina de la leche de vaca?

No. Aunque este tema puede generar mucha controversia, en cuanto a biodisponibilidad, las proteinas de la leche de vaca son más asimilables. La proteina de soja es más saludable y limpia eso sí. El porcentaje de biodisponibilidad en ambas leches es de un 85-90% para la de vaca y un 55-60% para la leche de soja.

¿La leche de soja tiene colesterol?

No tiene colesterol, pero ojo, tampoco lo baja. Se ha creado la idea de que la soja ayuda a regular el colesterol gracias a su contenido en fitoesteroles vegetales. Aunque esta creencia teóricamente es cierta, en algunas personas, la mayoria mujeres, la subida de estrógenos puede provocar un pequeño aumento de su colesterol, es decir, el efecto contrario.

¿La leche de soja pueden tomarla los niños sin que los padres tengan que preocuparse?

Perfectamente, no hay ningún problema. La mayoría de los padres le dan excesiva importancia a la ingesta de calcio que toman sus hijos, y por eso les obligan a tomar leche. Esto provoca cierta desconfianza por las nuevas bebidas vegetales que se comercializan hoy en día en sustitución de la leche. Nuestra opinión es que no hay que buscar ningún sustituto, simplemente pensar que se puede prescindir de la leche sin ningún problema, ya que no es necesaria después de la lactancia en los dos primeros años. Si al niño/a le gusta tomar algo blanco por la mañana es una cosa, pero de ahí que lo tome porque dicen que es bueno para él, es otra. Recordamos que el imperio de la leche financia muchas campañas de televisión, gobiernos, hospitales, etc. Que menos que estos recomienden el consumo de la misma, aunque haga más mal que bien.

¿La leche de soja provoca cáncer de mama?

No. Este es un tema muy delicado, pero merece la pena aclararlo. La leche de soja es un alimento derivado de la soja, la soja posee entre otras cosas, sustancias que pueden imitar la acción de los estrógenos en la mujer, los hemos nombrado antes y son los fitoestrógenos. Los estrógenos se producen a partir del colesterol y colaboran en la producción de colágeno, aumentan el apetito sexual, regulan el metabolismo de las grasas… Pero su función principal dentro de la célula es sintetizar algunas proteínas y activar distintos genes en la mujer. En algunas mujeres cuya predisposición genética favorece la aparición de células tumorales, las subidas o los niveles altos de estrógenos, pueden activar sin querer algunos genes que promueven la formación de nuevas células cancerígenas. Aunque no debe ser un síntoma de alarma, es importante tenerlo en cuenta cuando se consume soja de manera habitual, ya sea la leche de soja o los derivados de la misma. Si se sufre de cáncer y usted está tomando leche de soja, comuníqueselo a su médico, ya que tal vez sea conveniente evitarla.

Esperamos que os sirva de ayuda, hemos recogido las más importantes. Cualquier otra pregunta podéis dejadla en los comentarios.

 

Deja un comentario