Ventajas de comer alimentos crudos

Últimamente hay personas que parece que les está cambiando el chip y se están inclinando ligeramente por la ingesta de alimentos crudos, y no es de extrañar, pues estamos tan invadidos de comidas procesadas e industrializadas que a veces el cuerpo, aunque esté demasiado bloqueado, nos pide de vez en cuando algo biológico, totalmente natural y recién extraído de la tierra, como por ejemplo unas almendras, cacahuetes, lechuga, pepinos, etc.

Hoy en Gama Natural os queremos exponer varias ventajas de ingerir alimentos crudos diariamente. Comer crudo es la mejor manera de conseguir y obtener la mayoría de los nutrientes que nos proporcionan los alimentos y a su vez, el mejor camino para reducir en gran medida la acumulación de sustancias tóxicas provocadas por el exceso de mano de obra, los procesos de cocción, tiempo de almacenaje y el empleo de aditivos alimentarios. Es decir, no es lo mismo comerse una manzana directamente del árbol, que comerse una manzana del supermercado que venga metida en una bolsa que ni se sabe cuanto tiempo lleva en ese lugar almacenada. Al igual que no es lo mismo tomarse un vaso de leche directamente de la vaca que tiene nuestro abuelo, en un pueblo alejado de la ciudad, donde la vaca pasta libremente por el campo y se alimenta de plantas y forraje, que tomarse un vaso de leche de cartón de supermercado que ni se sabe cuanto tiempo llevaba la leche en ese lugar, ni como se ha cuidado a la vaca, ni que ingredientes se le han añadido, ni a cuantos procesos de calentamiento ha sido sometida.

Los alimentos crudos son más nutritivosPor todo esto queridos compañer@s os exponemos a continuación varias ventajas de comer alimentos crudos frente a los alimentos procesados:

  • En primer lugar, el poder nutritivo de un alimento crudo es mucho mayor que el de un alimento cocinado. Claro ejemplo son las verduras, que cuando las cocinamos o congelamos estamos reduciendo el valor nutritivo de las mismas.
  • Cuando cocinamos un alimento, reducimos drásticamente la agresión de parásitos y bacterias nocivas, pero también eliminamos vitaminas y minerales. No podemos olvidar que nuestros jugos gástricos han sido diseñados entre otras cosas para erradicar cualquier patógeno proveniente de la alimentación. Dicho esto no debemos de preocupanos demasiado.
  • Los frutos secos naturales son alimentos con una proporción de nutrientes muy equilibrada, son saludables y superconcentrados en vitaminas y minerales, además pueden comerse crudos en cualquier época del año. El refinado, el tostado y la fritura de los mismos debilita y altera sus propiedades.
  • Los vegetales crudos contienen mucha más fibra que los cocinados.
  • La alimentación crudívora resulta mucho más efectiva para prevenir el cáncer que la que incluye alimentos procesados.
  • Los procesos de enlatado de pescados, frutas y vegetales pueden alterar la composición de nutrientes de los mismos, sin mencionar que llevan más azúcares y conservantes que tomándolas crudas.
  • Los alimentos crudos y que no estén manipulados son tremendamente más caros, pero ese pequeño gasto lo invertimos en salud, que dura mucho más y es la compañera que va de nuestra mano durante toda la vida. El dinero al fin y al cabo, va y viene.
  • Los alimentos cocinados son más fáciles de digerir, por tanto tienen menos nutrientes, elevan más lo niveles de glucemia y estresan más a nuestros órganos.
  • Los alimentos crudos apenas estimulan la leucocitosis postpandrial, que no es otra cosa que la producción de glóbulos blancos después de las comidas. Este sistema de alerta lo pone en marcha nuestro organismo como medida preventiva contra parásitos y bacterias que procedan del exterior. Al cocinar los alimentos, el proceso de leucocitosis, sobre todo los polimorfonucleares (neutrófilos), es mucho más activo. Esto puede dar lugar a un agotamiento de nuestras defensas contra futuras agresiones.
  • Las carnes y pescados excesivamente cocinados, favorecen la formación de nitrosaminas, sustancias altamente cancerígenas identificadas en su día por el famoso químico Louis-Camille Maillard.
  • Las frutas con piel conservan más vitaminas, más fibra y más minerales. Aunque la piel tenga una concentración mayor de pesticidas, no olvidéis que muchos de estos químicos penetran hasta el interior.

Sinceramente, creo que existen más ventajas de comer crudo. No obstante, hay que afirmar que existen alimentos que se hace impensable comerselos crudos, como son las carnes y los pescados, que casi siempre los comemos cocinados, aunque existe la posibilidad de comerlos crudos, como algunos mariscos o el carpaccio. En el caso de las legumbres, es necesario someterlas a un proceso de cocción, ya que son muy difíciles de digerir, además contienen sustancias tóxicas como la solanina, que durante el proceso de cocción se elimina totalmente. En el caso del pan, el tostado facilita la digestión de sus almidones. Para la leche, hay que decir también que los procesos de fermentación de la misma para obtener yogur y queso eliminan muchas sustancias indeseables, eliminan prácticamente toda la lactosa y favorecen el crecimiento de muchas bacterias acidófilas beneficiosas para nuestro intestino, principalmente en el caso de los yogures y si éstos son ecológicos por supuesto. Los convencionales no son iguales, ya que contienen más aditivos y azúcares que los que contiene un yogur de calidad y ecológico.

En fin, es un tema que puede generar un poco de debate, pero lo que es innegable, es que un alimento crudo es mucho más nutritivo y saludable que aquel que ha sido procesado. Espero que os sirva de ayuda.

2 comentarios en “Ventajas de comer alimentos crudos

    • Para esos casos es preferible darle una pequeña cocción. Aunque las verduras sean mucho más nutritivas crudas, si que es cierto que para estómagos delicados o personas que no tengan un gran poder digestivo, es aconsejable darles una pequeña cocción, o comerla en purés.

Deja un comentario